Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Normativa del foro
Lun Ago 01, 2016 8:12 am por Ban Midou

» Registro de mascotas 2016
Dom Jun 26, 2016 2:44 am por Alyssa M.

» Registro de esclavos 2016
Dom Jun 26, 2016 2:41 am por Alyssa M.

» Aviso de registros
Dom Jun 26, 2016 2:19 am por Alyssa M.

» Aviso de registros
Dom Jun 26, 2016 1:40 am por Alyssa M.

» FORO NUEVO: Paradise in Hell +18 Afiliación Normal
Sáb Jun 25, 2016 9:48 pm por Nate Waldorf

» Charlotte Maurelle
Sáb Nov 21, 2015 6:36 am por Charlotte

» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón-Normal]
Sáb Nov 21, 2015 1:27 am por Invitado

» Frederick Baskerville
Miér Nov 18, 2015 6:45 am por Frederick Baskerville

» Nanao
Vie Jun 19, 2015 5:47 pm por Nate Waldorf

» La Pluma y la Ficción [Normal]
Mar Abr 21, 2015 12:38 am por Nate Waldorf

Nate Leia Riku









Afiliados
Ver todos los afiliados

Gakupo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Gakupo

Mensaje por Gakupo el Miér Ago 14, 2013 5:34 am

Apodo: No tiene

Nombre: Gakupo

Edad que aparenta: 25 años

Raza: Androide

Sexo: Hombre

Tendencia sexual: Heterosexual.

Descripción Física: Mide 1,85, es delgado, de espalda ancha y un cuerpo bien definido. Su largo cabello violeta llega hasta por debajo de su cintura y su piel es de color blanco pálido. En su rostro de facciones delicadas y finas se destacan sus ojos color azul zafiro, un color casi irreal.
En su cuerpo lleva dispositivos que lo identifican como el androide que es: en el centro de su pecho lleva su dispositivo de carga eléctrica color celeste brillante, el cual le hace funcionar. Y sus oídos están conectados con unos dispositivos especiales y apenas visibles que le hacen ser un músico perfecto y eficaz.

Descripción Psicológica: Es un androide silencioso y no suele conversar mucho. Razona todas las situaciones y siempre trata de actuar siguiendo un comportamiento racional y especifico. No muchas veces puede desvincularse de aquella programación tan lógica, ni siquiera cuando hace música y es por ello que su música es matemáticamente perfecta.
Es amable y caballeroso con la gente, sin embargo su inexpresivo rostro suele alejar más gente de la que atrae. Es atento y cálido en su trato, incluso se podría decir que es una maquina con mucha piedad. Se pone en el lugar del otro y trata de resolver los problemas de los demás de una forma rápida y eficiente. Aunque no lo parezca, en verdad se interesa por los demás.
Prefiere pasar su tiempo haciendo música aunque nadie vaya a oírla, lo utiliza como una manera de pasar el tiempo pues está básicamente programado para ello y cree que es lo único que puede hacer realmente bien. Eso lo hace un tanto pesimista, aunque sea un androide es completamente consiente de que no sirve para otra cosa más que para hacer música… o eso es lo que cree.

Gustos:
- Tocar el piano.
- Escuchar música.
- Componer y crear melodías nuevas.
- Ver el atardecer.
- Reparar cosas.
- Los perros.
- Cantar.

Odios:
- El microondas.
- El agua.
- Los lugares muy oscuros y cerrados.

Historia:
Nadie sabe dónde nació Kakuri, o si ese era realmente su nombre. Nunca se supo de donde vino ni tampoco de donde había sacado todas aquellas raras ideas que para el siglo XX no eran usuales de tener. Aun así Kakuri llego a una feria de atracciones y allí, en el único sitio donde le dieron espacio para aquellos extraños inventos, creo su primer autómata o Karakuri. Consistía en un aparato mecánico, con su exterior de madera y como su nombre japonés lo indica era un aparato capaz de producir sorpresa en los visitantes de aquella extraña feria de atracciones que deambulaba por todo Japón sin ningún destino fijo.
Su primer autómata era uno con dotes musicales. Para aquella época, en diversas partes del mundo, ya había autómatas que jugaban al ajedrez, actuaban o asustaban a la gente. Pero era la primera vez que se veía uno que pudiese tocar instrumentos musicales e incluso cantar. Su exterior era de madera, su rostro no tenía ninguna expresión y su voz era metálica y forzada. Su funcionamiento era simple: simplemente se le colocaba un instrumento en sus piernas y él lo tocaba cuando le daban cuerda a sus engranajes mecánicos. El sonido de la música tapaba todo ruido de aquellos engranajes moviéndose y chirriando en su interior mientras la gente miraba embobada aquellas magnificas actuaciones.
Kakuri y la gente de la feria comían y vivían gracias a las actuaciones de aquel autómata. Pero los años pasaban para todos, menos para el autómata sin nombre. Finalmente, después de muchos años de ver a su invento tocar instrumentos y realizar actos musicales, Kakuri dejo este mundo siendo ya un viejito, rodeado de los miembros de la compañía y de su única creación, la cual viviría por siempre.

La gente de la feria no supo qué hacer con aquel extraño invento, le dieron cuerda unas cuantas veces y el autómata seguía funcionando pero… un día no funciono más, no respondía ante ningún tipo de arreglo mecánico ni nada… ya habían pasado tantos años… ya casi no quedaba nadie vivo que recordara a Kakuri… Nadie estaba apegado sentimentalmente al autómata… así que finalmente lo desecharon apenas tuvieron la oportunidad.

Desde aquel entonces, aquel autómata de madera por fuera y de metal por dentro, vago por distintas regiones de Japón. A veces servía solo como decoración, luego pasaba a algún sitio oscuro y luego era vendido nuevamente. A veces era restaurado con esmero, pero nunca más pudo volver a moverse. Solo Kakuri conocía su interior, ningún hombre podía hacerle mover de nuevo. Ese ciclo, una y otra vez, se repetía ante los ojos de madera e inexpresivos del invento de Kakuri. Los años transcurrían lentamente y finalmente el paso del tiempo hizo estragos en aquel aparato. Su último dueño, un tipo de apellido Okabe, vendió al autómata como chatarra a una extraña tienda de un sitio llamado Ai Doobutsu y después de muchos años en una caja, volvió a ver la luz del día.
Si hubiese medido el tiempo, tal vez se sorprendería al ver cuantas décadas habían pasado. Pero cuando pudo volver a mover su cuerpo nuevamente, muy poco recordaba de su anterior apariencia y de la gente que lo había rodeado. Al mirarse al espejo, solo encontraba una figura con apariencia humana. Se sorprendía ahora que podía hablar, que podía recordar más cosas, que podía razonar y moverse con libertad sin necesidad de que le dieran cuerda. Su exterior había cambiado completamente y parte de su interior también gracias a los inventores que trabajaban en aquella tienda. Pero lo que se mantuvo completamente intacto fue su destreza musical, aquella que le había otorgado Kakuri hacia casi un siglo. Y ahora, llevando el nombre de Gakupo, solo tendría que esperar un nuevo dueño.

Objetos personales: Lleva una guitarra siempre con él y también tiene un violín pero no suele llevarlo encima.

Imágenes:
Spoiler:






•• Información del físico:
Nombre real - Anime/Manga/Videojuego del que procede:
Kamui Gakupo - Vocaloid
avatar
Gakupo
Androide

Nº Envíos : 5

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gakupo

Mensaje por Reborn el Vie Ago 16, 2013 7:08 pm

avatar
Reborn
Amo|Demonio

Nº Envíos : 550
Ocupación : Profesor particular

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.